Se ha producido un error en este gadget.

martes, 4 de enero de 2011

A ver si empezamos por el principio.

Saludos a todo ser viviente y con una razonable dosis consciencia.Ya hace seis años de que estamos viviendo en una de las esquinas de España, Cataluña y hay algo que me está sorprendiendo muy favorablemente es el debate tan vivo que se ha abierto sobre Religión y Ateísmo; sorprendido porque el debate se está produciendo sobre todo al nivel de las personas normales, Tú y yo y el montón de personas que formamos la sociedad,votamos,y cuando hay guerra también sangramos; me alegra un montón el renovado interés por la ciencia,por el origen de la humanidad,la política,la astronomía;un montón de nuevas definiciones de familia,espiritualidad,identidad sexual,incluso una de las premisas del capitalismo el mismo libre mercado ha tenido que replantearse que demonios está haciendo,quien me lo iba ha decir hace treinta años y a dos pasos de los EE.UU.
Da la impresión de que algo está aflorando y como la historia nos ha probado podemos cagarla de muchas y variadas formas.El interés por la espiritualidad,la aparición de los nuevos cultos modernos el debate entre lo que es cosa pública y cosa privada,la disgregación de las relaciones próximas,familia,.barrio,ciudad al mismo tiempo que se globalizan otras a través de internet.
En fín todo esto está interesante y si es interesante porque no hablar de ello, pues venga todos aquellos que nos queramos quitar un poco el tufillo a borreguillo, os propongo una buena dosis de debate,¿sobre qué? sobre la coherencia de nuestras vidas,el sentido que le queremos dar,las utopías que os gustaría conseguir y ver adelante, pero aviso a navegantes no estoy de acuerdo con la falta de respeto,ni con aquel que se cree especial.Ateos que se carcajean de su semejante religioso como si ellos no tuvieran miedo a sufrir,a envejecer,a la soledad;obviando que por de pronto durante más de 45000 años el Homo Sapiens sólo tenía una oportunidad de sobrevivir gracias a su cerebro y el único consuelo contra la locura de las fuerzas naturales era la Religión, el ser humanos nos llevo a ser tecnológicos y religiosos cuando la  ciencia aun estaba en pañales;pero tampoco el religioso puede pisar por la tierra con la cabeza llena de fábulas,literalismo,cortedad de espíritu,miedo y odio,sus libros sagrados no tratan de ciencia ¿por qué se empeñan en querer explicar la realidad a través de un instrumento de medida equivocado?. Venga diletantes adelante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario